Adiós oxido.

La Ganga

Con el paso del tiempo y la falta de uso algunos objetos metálicos comienzan a oxidarse. Para tu suerte, hoy traemos varias maneras de eliminar el óxido, dejar relucientes y como nuevos todos tus electrodomésticos y utensilios de cocina.

Vinagre:
Es una gran manera de remover el óxido, pues genera una reacción que facilita este proceso. Para una acción más eficaz es mejor dejar la pieza sumergida durante 30 minutos, esperar a que actúe y enjugar.

Sal y limón:
La combinación de sal y limón pueden ser efectivas a la hora de remover el óxido. Cubre el metal con sal y déjalo reposar dos horas. Después sumérgelo en zumo de limón y procede a limpiarlo.

Papel aluminio:
Es particularmente efectivo con elementos de hierro y acero. Corta un trozo de papel aluminio y sumérgelo en el agua, frótalo directamente con la pieza en las partes oxidadas y verás como mágicamente el oxido desaparece.

Bicarbonato de sodio:
Puedes mezclar este compuesto con un poco de agua para desoxidar tus objetos metálicos. Para esto debes cubrir el metal con la mezcla y dejarlo secar. Después puedes usar un cepillo de cerdas suaves para limpiarlo.

Papa cruda:
Es excelente para esta función gracias a su alto contenido en ácido oxálico. Además, puede facilitar la eliminación del moho. Para eliminarlo, tan solo tendremos que restregar la papa cortada y cruda sobre la superficie a tratar. En caso de que el óxido no salga fácilmente, échale un puñadito de sal sobre la zona y frota bien. Una vez que desaparezca la mancha, limpiar como de costumbre y secar bien con un paño limpio.

Estos secretos caseros son perfectamente aplicables a superficies de metal, y algo muy importante que debes tener en cuenta, es recordar secar siempre los elementos que limpies, de esta forma se conservarán en perfecto estado y evitarás las manchas de óxido.

Autor: La Ganga
Publicado: junio 14, 2021

Whatsapp