el Blog - Kit básico para disfrazarse del Cholito en Halloween - Blog La Ganga

Kit básico para disfrazarse del Cholito en Halloween

El Cholito

¡Marantoni, viste qué fecha es! Viendo el calendario me nació una reflexión así del alma, que me dejó con la mano en la barbilla mirando el horizonte como esos filósofos enamorados…  y con suspiración profunda, me preguntaba a mí mismo y mi persona: ¿De qué me disfrazo para Jalowing?

Y si me disfrazo de Marantoni, ¿como un gallito? Monstro de disfraz!!! Y tú te disfrazas como yo. Supongamos que fueses humano y no gallito… Imagínate… ¿qué necesitarías?

Primero un atuendo elegante, como este traje versacht para toda ocasión, uno que es periodista nacional e internacional.

  1. Una chaqueta así como color chocolate, que te quede holgada, para que corra el aire y con hombrera, que parezcas soldadito de la información.
  2. Una camisa de con color vivo, con hasta presencia. Yo sugiero el verde oscuro.
  3. Una camisa que combine. Pensemos, verde y café… combina con rojo pasión, pues.
  4. El pantalón debe ser cómodo, porque uno es todo terreno. Color negro, que es la elegancia que dicta Francia. Largos en la basta, para que te tapen el pie si solo encuentras medias o polines chullos.
  5. Zapatos negros como los que usabas en el colegio, para dar aires de juventud.

Luego viene el peinado. Ponerse harto gel, cepillarse hacia atrás y dejar muchos dedos de frente para demostrar que uno es pilas. Unos le dicen entradas de la calva, pero yo le digo que son harto potasio de inteligencia que uno tiene en la frente.

Y si no tienes tiempo de tomar solcito, no te preocupes varón… tienes algunas opciones, le puedes prestar el polvo de maquillaje oscuro a tu mamá, hermana o novia. Buscar en el mercado la pinturita de las caritas pintadas, para conseguir este color trigueño latino canela bronceado que tengo. En internet también puedes ver recetas para hacer pinturas caseras.

¡Monstro vas a quedar!

Autor: El Cholito
Publicado: octubre 09, 2019
Suscríbete y recibe mis tips y consejos para tu hogar.
¡Apúntate, ñaño!