José Luis nos cuenta cómo convierte su casa en un cine

José Luis Arevalo

Además de fútbol, hay algo que me apasiona ver: películas. Lamentablemente, por mi trabajo, no siempre tenía la energía suficiente para ir al cine con mi familia, una actividad que nos encanta disfrutar juntos. Hasta que un día me hice una pregunta: ¿Por qué no tener el cine en casa?

Podría ver la película que quisiera en la comodidad de mi hogar y compartiendo con quienes más quiero. Sin filas y sin temor de perderme algo en lo mejor de la peli porque alguien en las butacas comenzó a hablar, le sonó el celular o porque mastica como una trituradora su canguil mezclado con gaseosa. Fue así que me puse manos a la obra.

Lee mis tips para que tú también tengas tu propio cine en casa:

  Iluminación:

Lo ideal es que inviertas en luminarias LED que pueden ser “dimmeadas”. Recuerda que el haz luminoso nunca debe dirigirse hacia los ojos del espectador y tampoco hacia la superficie de la televisión, pues produce reflejos indeseables.

  Persianas y cortinas:

Te proporcionarán un aspecto cinematográfico y te ayudarán a controlar la cantidad de luz que ingresa a tu sala. Funcionan mejor las que con la capa interna bloquean por completo la luz.

  Pintura:

Pintar tu sala es una de las primeras cosas que debes hacer. Los colores oscuros y los neutros benefician el entorno. No te digo que necesariamente debes pintar de negro, hay otros colores –que además están de moda- como el rojo borgoña, el azul navy o el gris concreto. La ventaja de estos colores es que reflejan la luz en muy poca cantidad, por lo que tu televisión o pantalla se verá mucho mejor.

  Asientos:

En la actualidad es posible comprar butacas de cine en casa, reclinables, amplias, con posa pies y porta vasos. Además, muchas de ellas cuentan con movimiento mecánico y/o eléctrico. De esa manera tendrás la sensación inequívoca de estar en un cine real.

  Acústica:

trata de obtener un balance entre las superficies “duras” (o reflejantes) y “suaves” (o absorbentes) de tu sala. Si tienes la posibilidad, adquiere algunos paneles acústicos de marcas reconocidas. Puedes conseguir “kits” a muy buenos precios.

En mi caso lo primero que hice antes de tener mi cine en casa fue ir a   Almacenes La Ganga, donde me asesoraron y conseguí todo lo que necesitaba, la mejor tecnología y a muy bajo costo.
Sigue mis tips y disfruta de tu cine en casa. ¡El canguil corre por tu cuenta!

Autor: José Luis Arevalo
Publicado: noviembre 28, 2018
Suscríbete y recibe mis tips y consejos para tu hogar.
¡Apúntate, ñaño!