Flor María tiene ideas fáciles para las loncheras de tus hijos

Flor Maria Palomeque

El día a día de una madre es todo un reto. La casa, la escuela, el trabajo, las comidas, todo puede descontrolarse en solo segundos. Es por eso que quiero contarles cómo pueden ahorrar tiempo con las loncheras de sus hijos. Y, además, aprender a siempre darles lo mejor para que se mantengan sanos y fuertes.

Toda lonchera debe tener:

  Fruta:

Al menos una pieza o puñado de fruta. Evita hacerlas jugo puesto que para llenar una botella, por ejemplo, necesitarás 4 o 5 naranjas, lo cual significa un exceso de azúcar. Enseña a tus hijos a comer sus frutas en “estado natural”. ¡Déjalos que se ensucien un poco!

 

  Carbohidrato:

Esta será la fuente de energía para todo el día. Procura no freír los carbohidratos que le das a tus hijos, lo mejor es que los reciban sin aceites (aunque sea de coco). Las mejores opciones son papa, plátano verde y avena. Solo deja volar tu imaginación y condimenta de manera creativa estos tres alimentos versátiles.

 

  Agua:

En estos tiempos es muy difícil que un niño se acostumbre a tomar agua. La oferta de bebidas saborizadas es inmensa pero, ¡no te dejes engañar! No importa si dicen “ricos en vitamina c” o “sin azúcar”, lo mejor siempre será que tus hijos tomen agua. Algo que yo hago es saborizarla con flor de jamaica y hojas de stevia. De esa forma ellos no extrañan en gran manera las gaseosas o bebidas híper azucaradas y acostumbran a su paladar.

 

  Proteína:

Ya sea de origen vegetal o animal, la proteína debe ser un ingrediente infaltable en las loncheras de tus hijos. Estas se encargan de lograr una adecuada maduración y desarrollo del organismo en niños y adultos. Puedes variar entre huevo, garbanzos o lentejas, pollo, entre otros.

Lo más importante es que mantengas un equilibrio entre fruta, carbohidrato y proteína. Además, recuerda que tus hijos aprenden imitándote. No esperes que quieran comer frutas o vegetales cuando en casa nunca lo ven.

Autor: Flor Maria Palomeque
Publicado: noviembre 27, 2018
Suscríbete y recibe mis tips y consejos para tu hogar.
¡Apúntate, ñaño!